Últimas Noticias

EL Congreso por la libertad de la cultura y la oposición democrática al franquismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Carlos María Brú   
Martes, 14 de Septiembre de 2021 09:06

                             

"Socialistas por el Debate" iniciamos la tertulia de este  nuevo curso el día 24 de septiembre, cuarto viernes de mes, con la presentación y debate posterior del libro “EL Congreso por la libertad de la cultura y la oposición democrática al franquismo”, escrito por nuestro compañero Carlos María Brú.  

Enrique Guerra  hará la presentación del libro. Contamos con la participación y testimonio de Carlos Brú, único superviviente de la aventura del grupo de intelectuales y profesionales que a partir de los años sesenta del siglo pasado dedicaron su esfuerzo a fomentar la libertad de la cultura y el restablecimiento de la democracia en nuestro país.

Esperamos contar con tu participación.

 

Presentación  del libro: EL Congreso por la libertad de la cultura y la oposición democrática al franquismo

 

Autor: Carlos María Brú

 

Presenta: Enrique Guerra

 

Fecha: viernes 24 de septiembre de 2021

Hora: 19,00

 

Lugar: Ateneo de Madrid

              Sala Mariano de Larra (planta 5ª)



Última actualización el Martes, 14 de Septiembre de 2021 09:13
 
Madrid no es (toda) España PDF Imprimir E-mail
Escrito por José A. Pérez Tapias   
Sábado, 24 de Abril de 2021 10:54

Madrid no es (toda) España

Al mensaje de Ayuso, cristalino en su nefasta simplicidad, hay que contraponerle medidas concretas de salud pública como bien común y un proyecto en el que se visualice Madrid inserta en un Estado federal plurinacional como objetivo necesario

Si de muestra vale un botón, la campaña electoral para el parlamento de la Comunidad Autónoma de Madrid es todo un botonazo que hace patente que España, realidad política compleja y compuesta, aún se ve secuestrada por un centralismo político del que no acabamos de salir. Y eso es así a pesar de un Estado autonómico –así solemos considerar al Estado español haciendo referencia a su organización territorial–, el cual, digan lo que digan, está lejos de ser un Estado federal que, en nuestro caso, tendría que ser además plurinacional si se quiere que realistamente corresponda a esa composición suya que hoy por hoy sigue viéndose orillada. 

La candidata ultraderechista a la presidencia de la comunidad, la señora Díaz Ayuso –no me refiero, pues, a la candidata de Vox, que es fascista, sino claramente a la del PP, cuya filiación política no mengua su ultraderechismo, sino que lo incrusta en el populismo de un partido que falsamente se presenta como de centro-derecha–, con su aplomo habitual, basculando entre la frivolidad y el cinismo con el arte que le es propio, situó hace meses ante la opinión pública una pieza nuclear de su mensaje con la fórmula “Madrid es España”, añadiendo a tan concentrado epítome de su ideario la coletilla “dentro de España” –¡faltaría más!–. La conjunción entre conservadurismo en moral y costumbres, por una parte, y nacionalismo españolista a ultranza, por otra, adobada con ingredientes fascistas, antifeministas, xenófobos y despreciativos hacia los que el capitalismo arroja a la pobreza, encuentra su más lograda síntesis en esa visión de España que en la mentalidad derechista de la candidata Ayuso ve condensada su realidad en el Madrid para el cual ella y los suyos trabajan con tanta insolencia como denuedo. Lo grave de tal correlación entre España y Madrid así vistos es que cuela como si tal cosa, cual si fuera asunto menor, como un exceso poco menos que folklórico de candidata tan popular-populista, al que no se le presta mayor atención porque bastante hay con neutralizar su soflama electoralista en torno a bares y cervezas, remitiéndose a las terrazas donde el madrileñismo tiene su privilegiado campo de expresión. ¡Craso error!

Recordar que hay una España periférica que no quiere ser periférica es de la máxima importancia política para nuestro Estado

No hace falta preguntarles a ciudadanas o ciudadanos catalanes, por ejemplo,  qué piensan de ese desatinado tomar la parte por el todo que comentamos –los independentistas está claro que sinécdoque tan descarada la perciben como inesperado argumento a su favor, proveniente de lo más hondo del imaginario españolista–, pues su opinión vendría a remachar la que merece una política madrileña que tiene a gala estar en desleal competencia permanente con una Cataluña a la que dice estar superando en todo. El que escribe estas líneas es andaluz, de la periferia, pues, como se considera la realidad política hispana desde un centro incapaz de imaginarse de una manera excéntrica. Pero es muy probable que me encuentre al lado de muchos conciudadanos y conciudadanas también periféricos que nos asombramos –es un decir–  de que de la misma comunidad de Madrid no salgan voces más audibles criticando la visión centralista de España que la enfática declaración de la señora Ayuso deja ver, es más, que expresa haciendo ostentación de ella. Por eso mismo es de agradecer que, como contrapunto a los discursos –algunos de ellos antidiscursivos– que se dan en la campaña electoral de Madrid, una voz como la de la presidenta de la Comunidad Autónoma de las Islas Baleares, Francina Armengol, en acto compartido con el presidente valenciano Ximo Puig, diga expresamente que “España no es Madrid y muchas veces se le olvida a todo el mundo”.  ¡Bravo por palabras tan refrescantes!

Recordar que hay una España periférica que no quiere ser periférica es de la máxima importancia política para nuestro Estado. A este respecto, sería interesante a la vez recoger las voces de quienes en Madrid se oponen a las derechas españolistas presentándose como alternativa a ellas. Es cierto que el necesario balance de la nefasta gestión que ha hecho el gobierno de Díaz Ayuso en medio de la crisis sanitaria de la covid-19 ha de acaparar por fuerza buena parte del debate electoral, como así mismo las políticas que se proponen en contraposición al darwinismo social alentado por las medidas privatizadoras de lo público  aplicadas por el PP, con caldo de cultivo donde se impone la insolidaria ley del más fuerte. Pero eso no quita que se pueda poner también en el punto de mira de la crítica el papel jugado por la Comunidad Autónoma de Madrid en el desconcierto generado por su Gobierno en lo que respecta a la falta de coordinación y acuerdo entre comunidades autónomas y con el Gobierno de España a la hora de afrontar la crisis sanitaria y sus consecuencias socioeconómicas. Es decir, es palmaria la contradicción de quien dice “Madrid es España” y se desentiende del resto de España –es, por cierto, lo que ha hecho desde hace siglos un centralismo político que no ha querido entender la realidad de España…, porque no le ha interesado ni le interesa–. 

 

¿Cómo se quiere situar a Madrid en la España actual con sus realidades nacionales y su diversidad cultural? Parecería que la cuestión bien podría merecer alguna línea en los programas de las izquierdas, pues la covid-19 plantea importantes urgencias que atender, pero no hace que se disipe el agotamiento del modelo autonómico ni la crisis en que se halla el Estado español. Muchos nos resistimos a pensar que las izquierdas madrileñas estén metidas en el bucle de un centralismo que inconscientemente también les atrapa. El caso es, sin embargo, que quienes se dicen federalistas no lo muestran en modo suficiente. Y si ya fue un desliz dejarse pillar por la iconografía de la sobredosis de españolismo que presidió hace meses el encuentro del presidente del Gobierno con la presidenta de la Comunidad de Madrid, preocupante es que se transparente tal endeblez del federalismo que se dice propugnar de forma que lo hace poco creíble –lo cual, por otra parte, no extraña cuando el mismo candidato Illa aparcó tal cuestión en la campaña del PSC para el parlamento catalán–.  Es una pena que no haya ninguna palabra sobre eso, pues si así fuera sería de especial relevancia para romper el marco ideológico en el que la candidata Ayuso se coloca y sitúa a los demás. 


Dado que las elecciones a la Asamblea de Madrid tienen efectivamente relevancia para el conjunto de España, habría que lograr que ello no fuera meramente por el empeño de las derechas en hacer de ellas un plebiscito contra Sánchez y el Gobierno de coalición de izquierda que preside, sino porque en ellas se formula una palabra sobre España y su realidad compleja y compuesta, haciéndose cargo del federalismo plurinacional que nuestro Estado necesita. No me digan que es mucho decir y más esperar. Ya lo sé. Pero también podemos saber que no estamos para mucho aguantar en una crisis del Estado en la que, obviamente, están inmersas sus comunidades autónomas, y que no se puede prorrogar indefinidamente. También para derrotar al conservadurismo, al neoliberalismo y a las tentaciones fascistas de la derecha es necesario remover el marco de pensamiento centralista, asociado por lo demás a la monarquía que de él mismo se aprovecha desde que lo impuso, en el que se mueve desde hace siglos. Al mensaje de la señora Ayuso, cristalino en su nefasta simplicidad, hay que contraponerle medidas concretas de salud pública como bien común y a la vez un proyecto, por ejemplo, en el que se visualice la comunidad de Madrid inserta en un Estado federal plurinacional como objetivo necesario. Hablando de España es un mensaje lanzado desde periferias que están dispuestas a dejar de serlo y que deseamos tanto una comunidad abierta,  y una ciudad de Madrid cosmopolita, como aborrecemos una centralidad rancia como la que hoy se promueve desde un casticismo regresivo y clasista. 

Última actualización el Sábado, 24 de Abril de 2021 10:56
 
España y la necesaria federación para un Estado plurinacional PDF Imprimir E-mail
Escrito por José A. Pérez Tapias   
Martes, 20 de Abril de 2021 08:24

                                Os invitamos al debate abierto sobre

   

    España y la necesaria federación para un Estado plurinacional

   

Ponente: José A. Pérez Tapias

                 Decano de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Granada

 

Fecha: viernes 23 de abril de 2021

Hora: 19,00

 

Lugar:      On-line mediante la plataforma Meet de Google

                   (Todos los invitados recibirán un correo para adherirse a la reunión).

 


 
El centro de gravedad político pasa por la Comunidad de Madrid PDF Imprimir E-mail
Escrito por Julio Rodriguez   
Lunes, 29 de Marzo de 2021 08:05


El centro de gravedad político pasa por la Comunidad de Madrid

  24 marzo, 2021

 Julio Rodríguez López

El 4 de mayo de 2021 los ciudadanos residentes en la Comunidad de Madrid podrán votar para decidir la composición de la Asamblea de dicha Comunidad. Los confinamientos derivados de la lucha contra la pandemia del Covid-19 han afectado seriamente a los niveles de actividad y de empleo de esta autonomía. La política a seguir para superar la incidencia de la pandemia debe atender a mantener un mayor equilibrio territorial y también a reforzar los bajos niveles relativos de servicios sociales, entre los que destaca la educación, la sanidad y el acceso a la vivienda.

En la Comunidad de Madrid había 6,8 millones de habitantes a 1º de julio de 2020. Dicha población se sitúa sobre una extensión de 8.028 kilómetros cuadrados, el 1,6% de la superficie de España. La Comunidad de Madrid sólo es más extensa que las autonomías del País Vasco, Baleares, Canarias y Rioja. La fuerte concentración humana implica una alta densidad de población, unos 842 habitantes por kilómetro cuadrado en 2020, casi nueve veces superior a la de España (94 habitantes/km2). La Comunidad de Madrid, con 6,8 millones de habitantes, era la tercera autonomía de España en población, detrás de Andalucía y Cataluña.

EUROPA PRESS

La situación económica de Madrid no justifica que la recuperación pospandemia descanse sobre todo en el sector de la construcción residencial. Esta autonomía depende en gran parte de los servicios de mercado y ha perdido importantes enclaves industriales

Sobre el 1,6% de su superficie vive el 14,2% de la población de España. Por otra parte, más de la mitad de la población de la Comunidad de Madrid reside en municipios diferentes al de la capital, en un territorio más bien reducido. Dicha circunstancia acentúa la trascendencia de la política que debería desarrollarse desde la institución autonómica, en especial en materia de gobierno del territorio. Dicha política territorial es competencia exclusiva de la autonomía madrileña, aunque en los últimos años no parece existir una política que merezca esa denominación.

 

La Comunidad de Madrid en la economía española

De acuerdo con la última estimación de la Contabilidad Regional del INE, en la Comunidad de Madrid el PIB por habitante de Madrid (35.913 euros) superó a la media de España en un 35,9% en dicho ejercicio. En 2019, con un PIB de 240.130 millones de euros, la Comunidad de Madrid supuso el 19,3% del PIB de España, la mayor aportación al total nacional, superior a la de Cataluña (19,0%), que es la autonomía que viene a continuación. Desde 2018 Madrid ocupa el primer puesto en cuanto a nivel absoluto del PIB en las estimaciones del INE sobre Contabilidad Regional de España.

En cuanto a la composición del PIB en 2019, en Madrid destaca el mayor peso de los servicios (86,2% del PIB) que en el conjunto de España (77,1%). Dicha diferencia se concentra en los servicios destinados a la venta, entre los que destaca la fuerte diferencia a favor de Madrid de actividades como Información y Comunicaciones, Actividades Profesionales y Administrativas, Actividades Financieras y Seguros, cuyo peso es significativamente mayor en Madrid que en España. En cuanto a los servicios no destinados a la venta, básicamente Administraciones Públicas, el peso de los mismos es inferior en Madrid (13,7%) que en España (16,3%). Este último dato puede indicar que el nivel de prestaciones sociales gestionadas desde la autonomía de Madrid es inferior al de la media de España.

El sector industrial de Madrid (excluida la construcción) supone la segunda concentración de empresas de este sector de actividad en España, después de Cataluña. Dicha concentración persiste a pesar de que el intenso crecimiento inmobiliario de los últimos años ha expulsado a numerosas empresas industriales de Madrid, especialmente hacia la autonomía de Castilla-La Mancha. El peso de la industria en el PIB de Madrid, el 9,0%, queda lejos del 14,3% de la media de España. Dicha participación de la industria es sólo superior a la de las Islas Canarias y Baleares.

 

Una autonomía con un difícil acceso a la vivienda

Según la Encuesta Continua de Hogares del INE, el número de hogares ascendió en Madrid a 2.612.600 en 2019, el 14% de España, detrás de Cataluña y Andalucía. Entre 2013, primer año en el que se realizó dicha encuesta, y 2019, el aumento acumulado del número de hogares en Madrid fue el 4,6%. Dicho aumento sólo fue superado por Canarias (5,5%) y se le aproximó Baleares (4,4%). Esta última comparación revela que en la etapa de recuperación experimentada entre 2014 y 2019, el crecimiento de los hogares en Madrid estuvo en línea con el de las autonomías en las que dicha recuperación fue más intensa en España. Dicha recuperación se apoyó en el importante crecimiento de las actividades relacionadas con el turismo. Entre 2014 y 2019 la variación media anual neta del número de hogares en Madrid fue de cerca de 19.300 nuevos hogares netos, el 28,3% de la variación de España.

La Comunidad de Madrid tenía en a 31 de diciembre de 2019, según estimación del Ministerio de Fomento, un total de 3.011.081 viviendas familiares, por debajo de Andalucía, Cataluña y Valencia. En dicha fecha, la proporción de viviendas familiares no principales (secundarias y vacías) en la Comunidad de Madrid era la más baja de España (9,6%, frente a un total nacional del 25%). Esta situación revela una mayor presión de la demanda de viviendas sobre la oferta en la Comunidad de Madrid.

En la Comunidad de Madrid destaca el elevado valor de los inmuebles. Después de la fuerte recesión inmobiliaria transcurrida en España entre 2008 y 2013, la recuperación del mercado de vivienda fue significativa hasta 2019, destacando Madrid por la mayor intensidad de dicha recuperación. El precio medio de tasación de España en el último trimestre de 2020 ascendía a 1.622,3 euros/m2, mientras que en la Comunidad de Madrid el precio medio se elevó a 2.574 euros/m2, un 58,7% por encima de la media de España.

El crecimiento de los alquileres en la etapa de recuperación del mercado de vivienda entre 2014 y 2019 fue espectacular. Así, en febrero de 2021, según el portal inmobiliario Idealista, tras el descenso registrado en 2020 por la caída de la demanda derivada de la pandemia, el precio medio del alquiler en la Comunidad de Madrid se situó en 13,9 euros/m2-mes, el mayor entre las autonomías y un 28,7% superior al alquiler medio de España, 10,8 euros/m2-mes. La baja calidad de los empleos creados después de 2013 ha desviado la demanda de vivienda hacia el alquiler privado. La ausencia de un parque de viviendas sociales de alquiler se deja sentir en la Comunidad de Madrid, donde el conjunto de viviendas de dichas características asciende a sólo 20.693 viviendas, el 0,7% del total de viviendas principales (9,3% en la Unión Europea). La diferencia del esfuerzo preciso para acceder a una vivienda entre Madrid y el resto de España, acentuada en la etapa de recuperación posterior a 2013, tiene carácter crónico. Acceder a una vivienda en Madrid, tanto en propiedad como en alquiler, resulta bastante problemático para un hogar joven de nueva creación.

Según la Encuesta de Condiciones de Vida del INE, el ingreso medio anual por persona ascendió a 14.199 euros en 2019, casi un 22% superior al nivel medio de España, aunque le superó el País Vasco en el nivel de dicha variable. La tasa de riesgo de pobreza afectó en 2019 al 19% de los hogares de Madrid, proporción inferior a la media de España (25,3%) pero muy superior a la de la autonomía en la que dicho riesgo de pobreza es menor, que es Navarra (11,7%).

En cuanto a los problemas de los hogares, Madrid supera a la media de España en intensidad del problema de “ruidos por vecinos” (18,6% de los hogares), “contaminación y problemas ambientales” (19,1%) y “delincuencia y vandalismo” (19%).Un 30,9% de los hogares de Madrid carece de recursos para hacer frente a imprevistos. En la Comunidad de Madrid la presión fiscal es inferior a la media de España en el apartado correspondiente a los impuestos cedidos. Destaca el tipo impositivo aplicado en el tramo cedido del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, el menor de las 17 comunidades autónomas. El Impuesto sobre el Patrimonio apenas se recauda en esta autonomía y los tipos impositivos de los impuestos de Sucesiones y Donaciones están entre los más reducidos.

La nueva Ley del Suelo de la Comunidad de Madrid, aprobada en 2020, pretende acelerar los procesos de desarrollo inmobiliario. Dicha norma puede favorecer un urbanismo disperso, llenando más el territorio rustico de enclaves edificados. La nueva norma permite hacer derribos con una simple comunicación, y también efectuar cambios de uso de la vivienda sin necesidad de solicitarlo.

La situación económica de Madrid no justifica que la recuperación pospandemia descanse sobre todo en el sector de la construcción residencial. Esta autonomía depende en gran parte de los servicios de mercado y ha perdido importantes enclaves industriales. Los desarrollos inmobiliarios que se pretende impulsar no aumentarán el número de viviendas asequibles y no se abaratará la vivienda. Nada indica que en la actual política urbanística de la Comunidad de Madrid se pretenda incrementar el casi inexistente parque de viviendas sociales de alquiler en la Comunidad de Madrid. La incidencia de la pandemia está resultando ser muy acusada en la Comunidad de Madrid. Las diferentes encuestas del INE revelan la presencia de una creciente desigualdad en los niveles de renta disponible de los hogares. El Gobierno que resulte de las elecciones convocadas para mayo de 2021 tendrá, pues, abundantes problemas que atender, todos ellos acrecentados tras el largo periodo de pandemia.


Vocal del Consejo Superior de Estadística del INE. Doctor en CC. Económicas por la UCM (1977). Es Estadístico Superior del Estado, en situación de excedencia, y Economista Titulado del Banco de España, en situación de jubilación. Ha sido consejero de Economía de la Junta de Andalucía, presidente del Banco Hipotecario de España, presidente de Caja de Ahorros de Granada, presidente del Consejo Social de la Universidad de Granada y gerente de la Universidad de Alcalá de Henares. Actualmente es miembro de Economistas frente a la Crisis y de la Plataforma por una Banca Pública.


Última actualización el Lunes, 29 de Marzo de 2021 08:08
 
La cuestión madrileña PDF Imprimir E-mail
Escrito por Aurora Ruiz   
Miércoles, 24 de Marzo de 2021 07:50

                                Os invitamos al debate abierto sobre

                            La cuestión madrileña

   

Ponente: Aurora Ruiz

 

Fecha: viernes 26 de marzo de 2021

Hora: 19,00

 

Lugar:      On-line mediante la plataforma Meet de Google

                   (Todos los invitados recibirán un correo para adherirse a la reunión).

 


Última actualización el Miércoles, 24 de Marzo de 2021 07:53
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL