Totalitarismo PDF Imprimir E-mail
Escrito por Laureano gómez   
Sábado, 01 de Diciembre de 2012 08:18

Cuando la verdad se convierte en mentira y la mentira en verdad y cuando las palabras signifiquen lo contrario de lo que expresan, ocurre que se desprecia a la ciudadanía, a la democracia y no acercamos al totalitarismo.

 

Esto esta ocurriendo en España. Dejemos a un lado que un partido político se presenta a unas elecciones con un programa oculto, que aplica unas medidas que siempre negó que pusiera en práctica, que lejos de hacer mejorar la situación recibida la empeora sin límites (ni se ha tocado techo ni se ve el final del túnel).

 

En Madrid los médicos, enfermeros/as y empleados del sector están en huelga en defensa de una sanidad pública y contra su privatización, pero desde el gobierno regional dicen que no se privatiza nada.

 

Si en un hospital publico se ceden los servicios médicos, mediante contrato, a una empresa privada del sector (Sanitas, Ribera, Capio,…) y al personal sanitario se le ofrece la opción de formar parte de la plantilla de la citada privada ¿es o no es privatizar? Pues según la Consejería de Sanidad no lo es.

 

Pues lo niegue o no la Consejería de Sanidad esta privatizando los centros sanitarios paso a paso, hasta que al final acabemos en que cada uno se haga su contrato con una de estas empresas y quien no pueda que acuda a la beneficencia.

 

¡Que no es cuento! Con la educación esta pasando lo mismo. Y con la justicia.

 

Y todo por nuestro propio bien. Cinismo puro.


Pero, ¡oiga! Que yo no quiero que privaticen la sanidad, ni la educación y si usted dice que esto no es privatizar, pues le digo que tampoco lo quiero, que no le estoy pidiendo nada de eso, que para mi la sanidad publica funciona bien y no quiero que la cambien y la educación publica tampoco. Además se supone que usted esta donde esta para defender mis intereses y mis intereses no son esos, esos son los intereses de otros. 

 

Pero, da lo mismo, es una cuestión de dinero, de mucho dinero. Hay muchos intereses en juego como para oír al ciudadano.

Última actualización el Sábado, 01 de Diciembre de 2012 08:19
 
Regeneración de la Política PDF Imprimir E-mail
Escrito por Odón Elorza   
Martes, 27 de Noviembre de 2012 12:38

                       Os invitamos al debate sobre      

 

                 REGENERACIÓN DE LA POLÍTICA

                                                       

                                                           Con

                                           ODÓN ELORZA

   

      Fecha: 30 noviembre   a las 20,30 horas 

      Lugar: Restaurante  “Puerta de Toledo” (C/Toledo, 120)

      Reserva  cena  (23 €): Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla  

 

  

 
La defensa de lo publico PDF Imprimir E-mail
Escrito por José Lopez   
Lunes, 26 de Noviembre de 2012 08:54

 LA DEFENSA DE LO PUBLICO Y LA HONESTIDAD:  PRINCIPALES BANDERAS

Este año de gobierno del partido popular puede considerarse el año más negro de la democracia en España. El único mérito que han tenido es el de hacer retroceder a la sociedad española y al propio País más de una década y eso que se denominan patriotas.

Es difícil pensar cuándo, los españoles, volveremos a  cotas de bienestar iguales o similares a las que hemos disfrutado en los últimos años. Tal vez la generación que hoy pasa de los cincuenta años, no lo vuelva a ver y los jóvenes, ¡ ay los jóvenes! lo estudiaran en los libros de historia.

Hoy España es un activo de inferior valor, todos nuestros bienes reales valen menos y todos estamos más endeudados gracias a las políticas llamadas de interés general que está practicando el partido popular,  tanto en el gobierno de la nación como en las comunidades autónomas. Y eso no es lo peor. Lo peor es que la mayoría de los ciudadanos está mucho más desprotegida ante situaciones adversas, las desigualdades se incrementan y la pobreza aumenta a pasos agigantados creando una situación social de temor, desconfianza y desmoralización, caldo de cultivo para los populistas  y salvapatrias.

Según  algunos, no debemos quejarnos, todo se hace para un futuro mejor. La realidad es que  estamos viendo como se transforma el Estado del Bienestar por la Sociedad del Bienestar, es decir que aquellos que  lo puedan pagar podrán seguir disfrutando de bienestar y los que no, que son la mayoría, tendrán que conformarse con ver como las distancias entre clases sociales se dispara. Hoy, hay más pobres, menos clase media, pero algunos ricos son aún más ricos que antes, estos son los que sin duda no se quejan.

Recordáis ese triste dicho de que “ el pobre es tonto porque es pobre y es pobre porque es tonto”. ¿ A qué os suena esto ? Pues eso es lo que se busca en la educación con aquello del esfuerzo y los recortes, dejar que el que no tenga medios económicos siga siendo “tonto” y pobre, aunque afortunadamente los pobres no somos tontos y podemos y debemos hacer lo que sea necesario para echar a este gobierno y ahí es dónde debe aparecer la izquierda, haciendo de lo público, la principal herramienta diferenciadora entre la derecha, que  estimula el sector privado, a costa del  bienestar general y la izquierda que estimula el sector público y busca la interrelación equilibrada entre lo público y lo privado, a favor de la mayoría de la población.

La defensa de lo público y con ello el interés de la mayoría de los ciudadanos debe ser la principal bandera que enarbolar para desenmascarar a esta derecha que dice defender lo público pero que privatiza los hospitales, mantiene o mejora las subvenciones a la  escuela privada, pone barreras al acceso a la justicia  y así con todo lo relacionado con el estado del bienestar, enseñanza, educación, prestaciones sociales, y dependencia.

Junto con la defensa de lo público, la honestidad. Los ciudadanos quieren que los políticos que les representan sean honestos, quieren dejar de escuchar que tal o cual concejal, presidente de autonomía, ex ministro o familiares de estos u otros altos cargos de la administración o de los partidos políticos están en los tribunales acusados o imputados por cohecho, malversación de fondos, enriquecimiento ilícito, abuso de confianza, etc, etc. Y tienen toda la razón.

Los ciudadanos queremos que las personas que se dedican a la noble actividad de la política sean ejemplo y modelo y el partido que consiga, especialmente ahora, trasladar ese mensaje y hacerlo realidad, eligiendo, además, siempre a los mejores, conseguirá el respaldo de los ciudadanos porque NO TODOS LOS POLITICOS SON IGUALES, aunque en esta parte, mi deseo sería que si lo fueran.

No puede seguir existiendo un metro de goma para medir situaciones similares. A título de ejemplo, no puede ser que mientras se cierran comedores escolares por falta de ayudas económicas y los niños tengan que llevar tupper al colegio y encima pagar casi lo mismo que por la comida de antes, los diputados paguen menos que en los colegios escolares. NO PUEDE SER.       Fdº  JOSE LOPEZ PEREZ (JLP)

Última actualización el Lunes, 26 de Noviembre de 2012 08:57
 
Soy Leyenda: PP PDF Imprimir E-mail
Escrito por Pilar Ruiz   
Jueves, 22 de Noviembre de 2012 09:02

SOY LEYENDA: PP

En este brumoso, triste y gris 20N se cumple un año desde que el PP accediera al poder, en buena parte avalado por la autoleyenda que se habían labrado de magníficos creadores y gestores de riqueza. Un año ha bastado para que la leyenda, junto con el Sr. Rato y Bankia, saltara por los aires.

Amparados en la ficticia cuenta de resultados de los gobiernos de Aznar, hicieron creer a la ciudadanía –y creo que ellos también se lo creían- que cuando gobernaran, por el simple hecho de ser quienes eran, todo iba a ser de color de rosa: la derecha que gobernaba mayoritariamente en Europa, los grandes capitales… todos se lo pondrían facilito porque, al fin y al cabo, eran de los suyos.

A 365 días de gobierno del PP, el balance es lamentable: ningún Ejecutivo, incluido el último de Rodríguez Zapatero, tiene una valoración tan negativa. Valoración ganada a pulso. Veamos algunas de las causas: pérdida de derechos sociales; enorme deterioro de la Educación y la Sanidad Pública; hundimiento de la industria cultural –y somos la segunda lengua nativa más hablada del planeta-; desánimo y crispación creciente de la sociedad –y  menos ayuda a que, con el pretexto de “las obras”, para evitar problemas, el Gobierno haya decidido eliminar la “jornada de puertas abiertas” que tradicionalmente se celebraba en el Congreso cada año-. Todo ello sumado a la extrema gravedad del número de parados –hoy, gracias a sus medidas económicas, hay casi un millón más-, y al drama de los desahucios  por las hipotecas impagadas.

Y como colofón la elecciones catalanas. ¡Qué magnífico ejemplo de buen hacer político! Todos los españoles nos sentimos muy orgullosos de que, una vez más, el inexistente debate político se vea sustituido por los escándalos de corrupción.

Frente a todo este balance de pérdidas ¿hay algo positivo que destacar en este infernal año? Díganme si encuentran algo. Sí, lo ha habido para algunos. Los que crearon la crisis, la Banca, ha conseguido que la deuda privada se haya hecho pública, que una de las causas de la ruina española –el tamaño desmesurado de las Administraciones Públicas- siga sin acometerse su reforma. Y la reforma de las AAPP no es poner a funcionarios en la calle, sino que los puestos de trabajo, sobre todo los más remunerados, no sean duplicados por una serie de “asesores” nombrados a dedo por los cargos políticos, con el único objeto de colocar a sus tropas, familiares y/o amigos.

Ya no vale que a los españoles se nos diga eso de “la herencia recibida”, pues Ustedes, señoras y señores del PP formaban parte de esa herencia  y a ella contribuyeron en gran medida con sus nefastos gobiernos autonómicos y su falta de rigor en su trabajo de oposición. No nos vuelvan a decir nunca más lo malos que son los chicos del PSOE. De una maldita vez empiecen a demostrar –si es que saben- lo buenos que son ustedes.

Última actualización el Jueves, 22 de Noviembre de 2012 09:03
 
Estado laico PDF Imprimir E-mail
Escrito por Laureano Gómez   
Martes, 20 de Noviembre de 2012 10:40

(El contenido que sigue se basa en la idea de que las creencias religiosas pertenecen al ámbito de lo privado y por tanto deben ser ajenas al Estado y a la actividad política).

 

1.- Constitución española y Estado laico

 

La constitución española establece en su Art. 16.3 que “Ninguna confesión tendrá carácter estatal” y añade a continuación “Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrá las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones religiosas”.

Mas adelante, en el Art. 27.3 dice que “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que este de acuerdo con sus propias convicciones”.

 

Oímos hasta la saciedad que España es un Estado laico o aconfesional, es decir que existe una separación entre el Estado y cualquier confesión religiosa, o dicho de otra forma, que las creencias religiosas están al margen de las instituciones del Estado. Pero esto no es cierto de ninguna de las maneras.

 

La Constitución española menciona expresamente, como hemos visto en el Art. 6.3, a la Iglesia Católica (IC), con quien se establecerán relaciones de cooperación. Estas relaciones ya estaban establecidas antes de la aprobación de la Constitución, en tiempos de la dictadura franquista. Se trata de los Acuerdos entre el Estado y la Santa Sede, aún vigentes aunque renovados en noviembre de 1979. Estos acuerdos son más bien el establecimiento de una serie de privilegios para la IC entre los que se encuentran:

           

            1.- La ayuda al sostenimiento económico de la IC por parte del Estado español (acuerdos económicos, Art. II)

2.- La exención total y permanente de la Contribución Territorial Urbana y de los impuestos sobre la renta, sobre el patrimonio y sobre Sucesiones, Donaciones y Transmisiones Patrimoniales (acuerdos económicos, Art. IV)

3.- El Estado reconoce el derecho fundamental a la educación religiosa (acuerdos enseñanza, preliminares)

4.- La educación que se imparta en los centros docentes públicos será respetuosa con los valores de la ética cristiana (acuerdos enseñanza, Art. I)

 

En estos acuerdos “La IC declara su propósito de lograr por si misma los recursos suficientes para la atención de sus necesidades. Cuando fuera conseguido este propósito, ambas partes se pondrán de acuerdo para sustituir los sistemas de colaboración financiera expresada en los párrafos anteriores, por otros campos y formas de colaboración económica entre la IC y el Estado” (Art. II.5).

 

Por otra parte, la ley de Mecenazgo de 2002, que regula el régimen fiscal de las entidades sin ánimo de lucro, considera como tal a la IC y a todas las entidades y centros dependientes de ella, cuando ciertamente sabemos que estas no siempre están exentas de lucro.

 

La consecuencia de estos acuerdos es que la IC, es una estimación ante la falta de transparencia de estas cuentas, obtiene un beneficio del Estado Español del orden de 11.000 millones de € anuales (asignación IRPF, exenciones tributarias, centros de ideario católico, asistencia sanitaria y obra social, mantenimiento del patrimonio y otros conceptos).

 

Por si fuera poco la modificación de la ley Hipotecaria, llevada a cabo durante el primer gobierno de Aznar, concede a la IC la potestad publica de inmatricular a su nombre bienes (eclesiásticos o no, urbanos, rústicos o solares). De esta forma se esta adueñando de bienes que eran considerados por los ciudadanos como municipales (el ejemplo mas sangrante es la apropiación, por este derecho, de la Mezquita de Córdoba).

 

El poderío económico de la IC, le sirve para una ejercer una extraordinaria influencia en los poderes del Estado y condicionar el sistema educativo para sus intereses evangelizadores dirigidos a los niños y niñas, desde la más corta edad, cuando sus mentes están dispuestas a recibir todo tipo de influencias del exterior.

 

Hemos podido comprobar como la IC se ha opuesto de manera muy beligerante ante cualquier proyecto de ley que pudiera mermar sus privilegios y muy especialmente la batalla contra la asignatura Educación para la Ciudadanía.

 

2.- Realidad social

 

            Difícilmente se puede sostener que el Estado Español es aconfesional, cuando una confesión religiosa posee tan alto grado de privilegios por parte del Estado. Seria un error hacer extensivo estos privilegios al resto de confesiones, como pretenden estas últimas.

 

            Para mayor abundancia, la realidad esta marcada de actos públicos en los que la presencia de la jerarquía eclesiástica o de los símbolos religiosos católicos están presentes, con independencia de la pertenencia a un partido político u otro (comenzando con la toma de posesión o jura del presidente del gobierno, ministros y resto de cargos públicos ante un crucifijo y los textos bíblicos). De manera análoga, multitud de actos religiosas son presididos por las autoridades políticas (desde alcaldes y concejales hasta la presidencia del gobierno).

 

            Sin embargo esta interacción entre lo publico y lo eclesiástico no esta en consonancia con la orientación de los españoles y españolas en materia religiosa. Según datos del CIS correspondientes al año 2010, en torno al 21% de la población española se declara como no creyente o atea, porcentaje muy superior al 9,8% registrado veinte años atrás. Es significativo que aquel porcentaje sube al 30% entre los jóvenes de 15 a 29 años.

 

            Siguiendo con datos de la citada encuesta, el 80% piensan que la IC no debe influir en las decisiones del gobierno ni interferir en los procesos electorales. El 52% piensa que la IC posee demasiado poder en la sociedad española.

 

La practica religiosa es otro de los aspectos destacados, habiendo disminuido los bautizos y comuniones, así como los matrimonios católicos (actualmente por debajo del numero de bodas civiles).

Por consiguiente podemos concluir en que la IC ostenta un poder en el Estado que no le otorga la sociedad española, no existiendo razones para no cambiar este estado de cosas e ir decididamente hacia un Estado laico.

 

 

3.- Que hacer

 

            a) Es preciso recoger, en una supuesta modificación de la Constitución, el carácter aconfesional del Estado y no hacer mención alguna a ninguna confesión religiosa, ni en particular ni de forma general.

 

b) Derogar definitivamente los Acuerdos con la Santa Sede (el Concordato). Debe hacerse efectiva el compromiso de la IC de autofinanciarse establecido en los propios acuerdos.

 

c) Derogación de la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980 y sustituirla por otra de Libertad de Conciencia que proteja todo tipo de creencias y convicciones, sean de naturaleza religiosa o de cualquier otra naturaleza.

 

d) Es necesario suprimir la simbología religiosa de los actos oficiales y de los espacios de titularidad publica. Los actos confesionales no deberán tener carácter oficial, ni los oficiales carácter confesional.

 

e) Eliminar el derecho de la IC a inmatricular bienes, recogido en la Ley Hipotecaria.

 

4.- Sociedad democrática.

 

            Si en un Estado democrático se respeta la pluralidad ideológica, se debe respetar igualmente la pluralidad religiosa, agnóstica y atea. Un Estado no laico no puede considerarse un Estado democrático.

           

El laicismo va asociado a la libertad, es indisoluble de ella, de forma que cuanto más laico es un país mas libres son sus ciudadanos.

 

            Mientras el poder civil y el poder religioso permanezcan juntos en el escenario político, nuestra sociedad no será más democrática ni seremos mas libres.

 

 
<< Inicio < Prev 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL