Nuevo escandalo PDF  | Imprimir |
Artículos y documentos de interés
Escrito por Laureano Gómez   
Sábado, 25 de Octubre de 2014 16:11

Un nuevo escándalo sacude los cimientos de pacto neoliberal entre el gobierno del partido popular y las grandes empresas españolas de ámbito multinacional, léase Telefónica, Iberdrola, Banco de Santander entre otras. Los que no estamos al corriente de la letra pequeña de las decisiones del gobierno del Partido Popular hemos sabido que éste, a los escasos meses de llegar al gobierno, estableció ayudas fiscales de carácter multimillonaria para los procesos de adquisición de empresas extranjeras por parte de empresas españolas del Ibex 35, y además con carácter retroactivo, decisión que ha sido declarada nula por la Comisión Europea. La cuantía no esta aún determinada pero se evalúa en varios miles de millones de euros. Veremos que ocurre finalmente.

 

Tras la llegada al poder del Partido Popular, no olvidemos que con mayoría absoluta, el nuevo gobierno nos pintó un panorama desolador, ocasionado naturalmente por la mala gestión del gobierno anterior, la actividad económica estaba en caída libre, razón por la cual los ingresos del Estado estaban bajando considerablemente mientras que los gastos no dejan de subir, siendo por tanto la hora de los ajustes, de hacer una reforma laboral para facilitar el despido, abaratar los costes del mismo y disminuir los salarios en aras de un incremento de la productividad, de bajar el sueldo de los funcionarios, de reducir las prestaciones sociales, de reducir las inversiones publicas, de congelar las convocatorias de plazas publicas y amortizar las vacantes que se producen y otra serie de medidas conducentes al adelgazamiento del Estado; es el momento de poner en marcha las políticas diseñadas por los pensadores del neoliberalismo.

 

La disminución de los recursos humanos y económicos necesarios para mantener los servicios sociales, la calidad de la asistencia sanitaria o de la enseñanza publica, o los niveles de la investigación pública, provocan un deterioro y un desprestigio intencionado de lo publico en consonancia con los intereses del modelo neoliberal, basado en un modelo de Estado raquítico, que a su vez ha de someterse y ponerse al servicio de los intereses de la oligarquía económica-financiera dominante. Por ésta razón la recaudación del Estado, bien por la vía del incremento de los impuestos o por la del mayor endeudamiento, se destina a salvaguardar el sistema financiero y para establecer deducciones fiscales a las grandes empresas, tales como las de este ultimo escándalo mencionado al principio del escrito, además de cubrir los agujeros dejados por las corruptos gestores de las Cajas de Ahorros a quienes no se les pide resarcimiento alguno por los daños causados o se les pide tímidamente, y para el mantenimiento de las corruptelas en la contratación publica. Quizás todo ello forme parte del pacto neoliberal.

 

¿Hasta donde quieren llevar el empobrecimiento del país? Respecto de la “situación heredada”, tras tres años de gobierno popular, no podemos decir que el horizonte este despejado, o mejor dicho ha quedado despejado para quienes tenían intención de acabar con el modelo de un Estado social, pero han dejado a millones de personas, de familias, en situación de pobreza, y en ocasiones de pobreza extrema, y a millones de jóvenes sin esperanza de tener un puesto de trabajo o de tenerlo con un claro abuso de sus derechos como trabajador. Quizás el modelo de país diseñado por el Partido Popular es el de mano de obra barata al servicio del nuevo capitalismo.